PLA LUMINY BIOPLÁSTICOS

¿Sabe cuántas emisiones de CO₂ ahorra Luminy® PLA?

Los bioplásticos Luminy® PLA pueden tener un impacto real y significativo en la creación de un planeta mejor para las generaciones actuales y futuras. El PLA es un polímero innovador de base biológica, reciclable y biodegradable, producido a partir de caña de azúcar, un recurso renovable anualmente que puede reemplazar los plásticos de origen fósil y que ofrece una huella de carbono reducida en comparación con los plásticos tradicionales.

La naturaleza de base biológica del PLA significa que reduce la huella de carbono al mismo tiempo que contribuye a la economía circular a través del reciclaje mecánico y químico. La compostabilidad del PLA permite la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero evitando que desechos orgánicos vayan a los basureros a través del compostaje industrial.

En un reciente video, Thomas Philipon, CEO de TotalEnergies Corbion, afirma: “Cada vez que colocamos en el mercado un (1) kilo del PLA Luminy®, disminuimos entre 1.2 y 1.7 kilos de CO₂ el impacto sobre la atmósfera”.  Mire el video completo haciendo clic aquí

Ahora bien, ¿Qué es el CO₂?

El CO₂ es el más conocido y es también la referencia del resto de los gases de efecto invernadero (GEI), a los que se considera causantes del cambio climático y calentamiento del planeta. Visto de otro modo: la emisión de 1 Kg de CO₂ es lo que resulta de recorrer 13 km en metro o el consumo de 282 horas de luz eléctrica.

Según Greenpeace, el cambio climático es la modificación de la temperatura y del resto de variables del clima, que se está produciendo con una velocidad e intensidad sin precedentes en la historia de la humanidad, como consecuencia de la actividad humana, principalmente, la quema de combustibles fósiles que generan gases de efecto invernadero.

Según la ONU, algunos ejemplos de emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático son el dióxido de carbono y el metano. Estos proceden del uso de la gasolina para conducir un vehículo o del carbón para calentar un edificio, por ejemplo. El desmonte de tierras y bosques también puede liberar dióxido de carbono. Los vertederos de basura o rellenos sanitarios son también una fuente importante de emisiones de metano. La energía, la industria, el transporte, los edificios, la agricultura y el uso del suelo se encuentran entre los principales emisores.

Hoy se lideran en el mundo acuerdos globales para disminuir las emisiones de gases efecto invernadero y sus consecuencias sobre el planeta, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París. Hay tres amplias categorías de acción: reducir las emisiones, adaptarse a los impactos climáticos y financiar los ajustes necesarios.

¿Cómo aporta Luminy® PLA a reducir el impacto en el cambio climático?

Construir una economía sostenible y alcanzar los objetivos de neutralidad climática requiere materiales innovadores y una mejora en la gestión de residuos. El cambio climático y, en general, las cuestiones ambientales se han convertido en una prioridad para el mundo. El sector del plástico también está sujeto a políticas que responden al impulso de un mejor reciclaje de materiales y, en general, aumentan la circularidad del plástico. PLA es compostable industrialmente, ofreciendo una solución de final de vida diferente, realista y circular.

El compostaje es crucial para lograr un futuro sostenible. Con el compostaje, el carbono capturado de la atmósfera durante el crecimiento de las plantas se devuelve al suelo. Además, los nutrientes se devuelven a los suelos, aumentando su calidad y salud sin utilizar fertilizantes químicos. El compostaje de biorresiduos mitiga las emisiones de carbono, ya que los vertederos de biorresiduos emiten mayores cantidades de gases de efecto invernadero (CO₂ CH4) que contribuyen al calentamiento global.

Los desechos orgánicos en los basureros generan metano, un potente gas de efecto invernadero. Los plásticos de origen fósil contaminados con residuos de alimentos no pueden reciclarse fácilmente; los bioplásticos compostables en cambio, son ideales debido a que pueden reciclarse orgánicamente junto con los desechos de alimentos. Por lo anterior, tanto las emisiones de metano como la contaminación por plástico del flujo de desechos de alimentos se reducen significativamente. En el caso de las bolsitas de té, las cápsulas de café y los envases de alimentos, esto representa una sinergia ideal, ya que ayuda a reutilizar más desechos orgánicos y menos plástico convencional a terminar en compost y suelos. 

Los envases de bioplásticos compostables certificados se pueden tirar en el contenedor de residuos orgánicos evitando que vayan a los rellenos sanitarios o a la incineración, así como reduciendo la contaminación del flujo de biorresiduos con plásticos convencionales.

Luminy® PLA es producido por TotalEnergies Corbion (TEC), líder tecnológico mundial en la producción de ácido poliláctico (PLA) y monómeros de lactida. En el 2022 TEC cumplió 5 años, durante este tiempo se ha centrado en aportar innovaciones que hagan posible la economía circular y proporcionen beneficios medioambientales.

Su planta de producción de PLA de 75 000 toneladas por año en Rayong, Tailandia, fue galardonada por el Gobierno tailandés, que premió sus esfuerzos en materia medioambiental, social y de gobierno corporativo. Y, por las certificaciones de la Organización Internacional de Normalización (ISO) sobre buenas prácticas de fabricación de materiales plásticos, y producción de artículos destinados a aplicaciones en contacto con alimentos, así como ISO 9001, 14001, 18001, 45001 e ISO 26000, que ayuda a contribuir a los objetivos de desarrollo sostenible. Recientemente anunció, además, la intención de construir una segunda planta en Grandpuits, Francia.

Los bioplásticos fueron reconocidos y recomendados por las Naciones Unidas como alternativa sostenible y la Unión Europea publicó un nuevo Reglamento y Marco de Envases para apoyar los bioplásticos. Aunque la normativa es importante, también ha liderado iniciativas en otros ámbitos para hacer frente al aumento de las emisiones de CO2, como las asociaciones con compañías también líderes para promover el uso de PLA como Danimer Scientific y Be Good Friends. Y el desarrollo de nuevas aplicaciones de Luminy® PLA, como mascarillas faciales de grado médico, diversas estructuras innovadoras impresas en 3D y un envase cosmético basado en PLA para marcas de categoría mundial. Finalmente, TEC ahora también ofrece Luminy rPLA con una cantidad certificada de PLA reciclado. Se trata de un paso importante para ofrecer oportunidades de cierre del ciclo a sus clientes, en las que un envase de PLA usado puede volver a transformarse en un vaso de PLA en una próxima vida. Esto contribuye al camino hacia las emisiones netas cero.

En Colombia, Quimicoplásticos comercializa el portafolio de resinas Luminy® PLA y trabaja en conjunto con TotalEnergies Corbion, acompañando la industria plástica en el desarrollo de alternativas sostenibles, que aporten a la creación de un planeta mejor para las generaciones actuales y futuras.

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp